Los Ángeles del Camino

Posted on Actualizado enn

Nos hemos encontrado más que a una persona, a un ejemplo de vida.
Marcos Lema, un idígena orgulloso de su tierra, de su familia, de su
cultura, un trabajador que a través de su oficio y sabiduría aporta a
la construcción de una sociedad mejor, una persona que usa lo que
tiene para ayudar y que ve en su negocio una oportunidad para
trascender.

A través de un correo de tantos que enviamos antes de iniciar nuestro
viaje, buscando personas que se interesaran en nuestra idea, nos
sorprendió la respuesta de Marcos, ya que de una manera amable y
abierta nos ofreció su apoyo principalmente por el hecho de ser
viajeros, ya que él entendía perfectamente muchas de las razones que
nos movian a emprender este viaje. En su respuesta Marcos nos pidió
que nos comunicaramos vía telefónica, lo cual hicimos y nos quedamos
más sorprendidos cuando nos brindó la posibilidad de visitar La Casa
Sol en Otavalo y en Quito, que como su nombre lo indica más que un
hotel es una verdadera casa.

A nuestra llegada las sorpresas siguieron en aumento, ya que nuestras
expectativas con respecto a Otavalo fueron superadas rápidamente.
Llegamos a La Casa Sol, un lugar soñado, en armonía con la
naturaleza, tranquilo, alejado intensionalmente del ruido de la ciudad
en donde definitivamente se puede descansar. Esa noche Marcos
compartió con nosotros un vino y logramos conocernos un poco más y
encontrar muchas enseñanzas y cosas en común que nos hacían
confirmar lo que somos: herederos de una misma cultura, la gran
cultura Andina.

La estadía se prolongó, porque Marcos nos ofreció además la
posibilidad de conocer y entrevistar a los artesanos, lo cual nos
permitió conocer más de cerca las tradiciones y los pensamientos de
los habitantes de Otavalo.

Sabemos que un escrito sería injusto poder expresar todo lo que
sentimos, pero de alguna manera queremos agradecer y dejar memoria de
éste maravilloso encuentro.

Un saludo a Marcos, a La Chinita, a Naty, a María Fernanda, a María
José, a Marisol, a Javier, a Alberto y en general a toda esa bella
familia que usa como excusa La Casa Sol para brindar a las personas
mucho más que un hospedaje!!!

William Gómez
Arquitecto, Publicista, Especialista en Desarrollo Regional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s